¿No era verdad? Así Facebook combatirá noticias falsas

 

Facebook lanzó el jueves una herramienta para ayudar a reconocer noticias falsas y engañosas que se divulgan por su red.

La herramienta, parecida a esfuerzos previos sobre privacidad y seguridad, es básicamente una notificación que salta a la vista por unos días. Un clic en la notificación dirige al usuario a una página de consejos y otros tipos de información sobre cómo reconocer noticias falsas y qué hacer al respecto

Algunos de los consejos para reconocer noticias falsas son revisar las direcciones de internet para ver si es que están tratando de imitar direcciones verdaderas de sitios de noticias, y revisar las secciones de información de los sitios web. A primera vista, algunos sitios parecen verdaderos, pero sus secciones de información informan a la gente que en realidad son una parodia.

Adam Mosseri, vicepresidente de noticias de Facebook, espera que la gente se vuelva un “público más perspicaz” en cuanto a noticias.

a nueva herramienta es parte de un plan amplio de Facebook para combatir las noticias falsas, que acapararon atención durante la elección presidencial de Estados Unidos en el 2016.

Las noticias falsas, por supuesto, existen desde hace mucho tiempo. Pero los tabloides sensacionalistas que reportan extraterrestres y celebridades son menos maliciosos que, digamos, el falso rumor propagado por internet que llevó a un hombre a disparar dentro de una pizzería de Washington en diciembre.

Mosseri dijo que la mayoría del contenido de noticias falsas en Facebook proviene de fuentes de correo no deseado (spam) que procuran ganancias y no, digamos, propaganda política. Esto es obvio puesto que, por ejemplo, los sitios casi siempre publican mensajes encontrados sobre candidatos políticos.

La nueva herramienta estará disponible en 14 países, incluyendo Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Gran Bretaña, Filipinas, Taiwán y Brasil.

Facebook reconoce que las noticias falsas son “un gran problema” y tratará de frenar su expansión por la red social “de forma agresiva” cortando los incentivos económicos que sus creadores reciben por su impacto y viralidad.

“Hemos descubierto que la mayoría de publicaciones falsas se realizan con fines económicos, para ganar dinero, no por motivos ideológicos. (…) Si podemos reducir la cantidad de dinero que esos proveedores ganan reduciendo su impacto en Facebook, puede que dejen de usar nuestra plataforma para publicar noticias falsas”, indicó Mosseri.

El ejecutivo explicó en una videoconferencia que desincentivar a las fuentes de noticias falsas desde el ámbito económico es la medida más efectiva para luchar contra este asunto, que no sólo afecta a la credibilidad del contenido de la plataforma, sino también a la industria periodística y a toda la sociedad.

Sin embargo, matizó que la red social evitará, en la medida de lo posible, eliminar y censurar contenidos: “Creo que no somos quiénes para decidir lo que es verdad o no”.

Mosseri subrayó que acabar con las noticias falsas requiere de la colaboración de distintas instituciones, así como de la implementación de “múltiples medidas” porque no hay un “remedio mágico”.

Además de cortar los incentivos a las fuentes de noticias falsas, la red social trabajará con organizaciones que se dedican a corroborar la veracidad de las noticias y permitirá que los usuarios denuncien contenidos falsos para ser más eficaz a la hora de localizarlos.

“Asimismo, tratamos de asegurarnos de que el buen periodismo y los contenidos relevantes medren en la plataforma, a la vez que nos hacemos cargo de que el malo, no solo las noticias falsas, también el sensacionalismo y el ‘clickbait’, no lo haga”, añadió.

La responsable de nuevas alianzas de Facebook, Campbell Brown, reconoció en una entrevista con Efe que “es un problema” que se culpe a Facebook de la diseminación de noticias falsas, cuando es algo que afecta no sólo a otros servicios, sino al conjunto de la sociedad.

“No queremos noticias falsas en nuestra plataforma, como tampoco las quieren nuestros usuarios, así que abordaremos este problema de forma agresiva. (…) Vamos a tomar distintas medidas para asegurarnos de que el contenido que consumes en Facebook es auténtico”, prometió.

Según Campbell, la compañía fundada por Mark Zuckerberg no lamenta ninguna de las decisiones tomadas en su papel de distribuidor de información periodística.

Para Facebook, una noticia falsa es “aquella información diseñada para que se confunda con una noticia legítima pero que es intencionadamente engañosa”, en palabras de Mosseri.

Facebook ha estado “trabajando muy duro para ver cómo enfrentamos esto”, dijo Lucy Dalglish, decano de la facultad de periodismo de la Universidad de Maryland. “Facebook siempre estuvo muy interesado en tecnología pero no en las implicaciones sociales y cívicas de la tecnología. Ahora parece que se han hecho ciudadanos”.

Dalglish elogió a la compañía por buscar ayuda de expertos externos, incluyendo académicos, investigadores y organizaciones noticiosas sin fines de lucro. Por ejemplo, está trabajando con organizaciones noticiosas y entidades que identifican información falsa. Y una vez que la identifican, Facebook está tratando de quitarle los “incentivos económicos” a los sitios de noticias falsas, haciéndoles más difícil comprar anuncios.

Deja tu comentario

También te gustaría