¿Los asesinos nacen o se hacen?

Muchos nos preguntamos ¿Qué les puede pasa por la cabeza a una mente asesina, cómo deciden terminar con la vida de una o más personas? .. ¿Los asesinos nacen o se hacen? …Al pensar que nacen es por el hecho de llevar sangre criminal en las venas, como es el hecho Stephen Paddock autor de la masacre en Las Vegas, tuvo un padre que tambié fué criminal y de los más buscados por el FBI en 1969 cuando escapó de una prisión federal en Texas mientras cumplía una sentencia de 20 años, hasta 1978, cuando fue arrestado.

Investigaciones indican que una infancia cruel puede llevarte a una vida criminal,  El primer estudio con escaneo cerebral de asesinos fue realizado en California por el neurocientífico británico Adrian Raine.

Maltrato
¿Pero por qué pasa esto?
Los estudios de Raine sugieren que una de las razones puede ser el abuso infantil, que puede generar asesinos al causar daños físicos al cerebro. El córtex prefrontal es especialmente vulnerable.

Adrian Raine, neurocientífico
De bebé, Page fue habitualmente maltratado por su madre, y cuando creció las golpizas empeoraron.
Su madre usaba cables de electricidad, zapatos, cualquier cosa que encontrara a mano.
No eran golpes de vez en cuando, sino casi a diario.
“El maltrato físico a temprana edad, entre otras cosas, puede haber producido el daño cerebral, que puede haberlo llevado a cometer este acto violento”, dice Raine.

El científico James Fallon descubrió que él mismo tenía los genes relacionados con el comportamiento violento.
Así se descubrió que si alguien carece del gen MAOA o tiene una variante de baja actividad, está predispuesto a la violencia.
A esta variante se la conoce como el gen del guerrero.
Alrededor del 30% de los hombres lo tienen, pero su activación depende fundamentalmente de lo que ocurra en la infancia.
Infancia feliz

Por lo tanto, parece que una tendencia genética hacia la violencia y el maltrato infantil son literalmente una combinación asesina.
Eso quiere decir que los homicidas nacen y se hacen al mismo tiempo.
Ahora tenemos un conocimiento mucho más sofisticado de las complejas interacciones entre los factores sociales y biológicos que predisponen a la violencia. ¿Pero qué podemos hacer con esa información?
Las investigaciones se centran ahora en maneras de reducir el comportamiento violento y hay evidencias de que enseñar formas positivas de crianza de los hijos a las familias que están en riesgo es efectivo para mejorar el control de los impulsos.
La esperanza es que ya que sabemos mucho más sobre las causas del comportamiento homicida seamos capaces de detectar las señales de alarma e intervenir antes de que sea demasiado tarde.

 

Paddok hijo

Paddok padre

 

 

Deja tu comentario

También te gustaría