Cantantes relacionados con el narcotráfico

Vaya escándalo en el que está envuelto Julión Álvarez, cuyo nombre apareció en una lista publicada por el Departamento del Tesoro del país que lo vincula con el narcotraficante Raúl Flores. De acuerdo con las autoridades, el cantante es prestanombres del delincuente, por lo que se le han congelado todas sus cuentas bancarias y negocios en Estados Unidos. 

De inmediato, él subió un video a sus redes sociales asegurando que las acusaciones son falsas y que demostrará su inocencia, mientras tanto, tendrá que cancelar cualquier compromiso en el país.

Julión no ha sido el único músico vinculado al narcotráfico y aquí recordamos sólo algunos de los más sonados.

Gerardo Ortiz

Luego del atentado que sufrió el cantante en 2011, se dijo que había sido una venganza por parte de algún cartel de la droga. Aunque él lo ha negado siempre, hace no mucho aparecieron varias mantas en Tijuana amenazandolo de muerte, lo que hace pensar que tiene enemigos dentro de la delincuencia organizada.

Joan Sebastian

Aunque nunca se pudo comprobar nada, se dice que el cantante era muy cercano a un grupo criminal en Guerrero y que, aunque siempre fue discreto, era amigo de varios narcotraficantes. La historia cobró fuerza luego del asesinato de su hijo Trigo en 2006 ocurrido después de un concierto y volvió en 2010, cuando su otro hijo, Sebastián también fue privado de la vida.

El “Rey del Jaripeo” siempre hizo énfasis en ser una persona honesta y lejana a la ilegalidad, culpando a la situación del país por lo ocurrido a su hijo.

Jenni Rivera

Tras su muerte, muchas teorías surgieron para tratar de explicar el avionazo en el que perdió la vida. Una de ellas apuntaba a que había sido la delincuencia organizada la encargada de acabar con la vida de “La Diva de la Banda”, quien se había negado a cantar para un capo muy importante.

Recientemente, los peritajes del accidente dejaron en claro que todo fue un accidente, dejando atrás la historia de que Jenni había sido asesinada.

“El Mimoso”

Luis Antonio López, nombre real del cantante, fue relacionado con el narco luego de que apareciera en los videos que daban testigo del asesinato de Francisco Rafael Arellano Félix, uno de los delincuentes más buscados en México y Estados Unidos.

Al parecer, el ex líder de El Recodo se encontraba cantando en una reunión privada cuando todo ocurrió y, tras ser interrogado, fue liberado al no encontrar pruebas en su contra.

Deja tu comentario

También te gustaría