La verdadera razón por la que ‘Time’ le dedica portada a niña inmigrante y Trump

“Bienvenidos a América” la desgarradora portada que Time le dedicó a la situación de la separación de familias en la frontera de Estados Unidos con México. La niña protagonista de la foto que dio la vuelta al mundo, que aparece llorando mientras a su madre la registraba la Patrulla Fronteriza, figura junto a la imagen del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el fotógrafo ganador del Pulitzer, John Moore, fue el autor de la imagen que dio la vuelta al mundo y que se convirtió en el símbolo de la política “tolerancia cero”, impuesta por Trump en abril.

Es esa misma política la que ha generado fuertes críticas en todo el mundo, justamente por la crudeza de las imágenes de niños llorando al ser separados de sus padres. Desde abril los indocumentados que intentan ingresar a territorio estadounidense son considerados autores de delito, razón por la cual deben ser juzgados. Esto implica que pierden la custodia de sus hijos. Según datos oficiales, al menos 2.342 niños inmigrantes han sido separados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio.

La niña que aparece en la portada de Time tiene dos años y es hija de una mujer hondureña que llevaba viajando un mes entero intentando llegar a Estados Unidos. “La mujer tendría unos 30 años de edad y llevaba a su hija en brazos. Los agentes de la Patrulla Fronteriza le pidieron que la dejara en el suelo para proceder a su identificación y registrarla, y la niña rompió a llorar”, contó a la BBC el fotógrafo que capturó la imagen, John Moore, ganador del premio Pulitzer.

Moore señaló que pese a que llevaba toda la tarde con la Patrulla Fronteriza y que ya había visto varias persecuciones a inmigrantes, para este caso tuvo que “parar y respirar un poco por la emoción”. “Soy periodista y padre, tengo dos hijas y un niño de solo tres años. Sé que la ansiedad por separación es común en niños de esa edad. Este caso me hizo ver esa situación llevada al extremo”, reconoció.

La madre hondureña y su hija habían llegado a la zona de McAllen, en Texas, junto a un grupo de personas que cruzaban en cuatro balsas con el Río Bravo, en la frontera natural entre México y Estados Unidos. Tras el momento capturado en la imagen, la madre y la niña fueron llevadas a un pequeño bus con un grupo de otros inmigrantes indocumentados y los llevaron a un centro de procesamiento. No se sabe qué pasó posteriormente con las protagonistas de la fotografía.

Ayer, y ante la polémica generada por la difusión de aquellas imágenes, el Presidente Trump revocó la norma que implicaba la separación de familias ante la detención de los inmigrantes indocumentados. Sin embargo, éstos seguirán siendo criminalizados, solo que esta vez los padres, madres e hijos permanecerán juntos.

La portada de Time corresponde a la edición del 2 de julio de la revista, que aparecerá en los quioscos la semana del Día de la Independencia de Estados Unidos, que se celebra el 4 de julio.

 

 

Deja tu comentario

También te gustaría